¿Se debe reemplazar la alfombra de nuestra casa?

Las alfombras son un elemento decorativo en nuestro hogar que más allá de darle un toque único al lugar donde las ubiquemos son muy útiles a la hora de cuidar nuestro piso y no hacer ruido al caminar. Desafortunadamente, las alfombras son malas para la salud ya que pueden ser un depósito de ácaros, polvo, tierra, hongos, polen y otras toxinas.

Son aún más perjudiciales cuando se tienen en el dormitorio ya que nos exponen al polvo acumulado durante la noche. Por lo que se recomienda una limpieza constante de las alfombras, y no solo algo superficial sino una limpieza profunda ya que son muchos males los que se pueden acumular en ellas.

Partiendo de este punto, son muchos los que consideran el cambiar o sustituir las alfombras por pisos de superficie dura, ya sea de baldosas, madera o vinilo. Principalmente dado a la facilidad de su limpieza seguido de económico que es el mantenimiento de los mismos.

Como mencionamos, las alfombras tienden a acumular polvo, tierra, polen, ácaros, caspa, entre otros alérgenos, sin dejar de menciona el hecho de que acumulan olores. La limpieza es clave y se vuelve algo esclavizante, por lo que reemplazarlas por pisos duros no es una mala idea.

Si colocas pisos duros, ten en cuenta que no todos los pisos son iguales, cada uno tiene características únicas según el material que este compuesto. Por ejemplo, pisos elaborados en base a poliuretanos pueden desprender gases si son sometidos a altas temperaturas, gases que pueden ser nocivos para aquellos que sufren de asma, así no son recomendables para exteriores o la cocina.

Los pisos de madera son muy delicados ante la humedad, además de ser costosos, las baldosas tomaran tiempo en ser colocadas, así y muchas otras características que has de tomar en cuenta.

Para más información ingresa a nuestra página web ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *