Decoración del hogar al estilo minimalista

El minimalismo es una tendencia estética que influye en la arquitectura y en la decoración del hogar. Esta tendencia empezó a manifestarse en la pintura y luego se expandió a otros ámbitos del arte. Así llego a la música, fotografía, arquitectura, y diseño de interiores.

En realidad, el término minimalista es una traducción del término inglés “minimalist”, este empezó a usarse en los años sesenta, para referirse a un estilo que busca lo mínimo y esencial.

Se cree que esta expresión artística fue la respuesta a los colores estridentes del pop art y su estética recargada. Por alguna razón esta tendencia mantuvo sus principios solo en el diseño de interiores y en la arquitectura. Pero en la pintura y en otras formas de arte fue adoptando otras formas.

A la hora de elegir una decoración minimalista para el hogar, el principio rector es, menos es más. La búsqueda de espacios amplios y la ausencia de ornamentación es su sello de identidad.

Algunos opinan que este estilo decorativo es propio de las personas que valoran el orden y la sobriedad.

Si se va a aplicar este estilo en la decoración del hogar hay que partir de los siguientes criterios:

  • Austeridad, se busca la ausencia de adornos
  • Abstracción, los diseños simples apelan a la imaginación sugiriendo significados
  • Orden, como principio rector al organizar los muebles y accesorios
  • Uso de colores claros y neutros, para paredes y suelos.  Si se elige la gama monocromática se puede contrarrestar con adornos de colores sin exagerar en número y variedad cromática, o usando distintos tonos de blanco
  • Textiles naturales sin estampados, en cortinas y tapizados
  • Mobiliario de diseño simple pero características propias que puedan impactar a la vista y que sean funcionales al espacio
  • Geometría, usar elementos de líneas rectas y limpias
  • El material predominante tanto en muebles como en adornos es el metal y la madera.

Cuando se piensa en la decoración del hogar, no solo se parte de las características de un estilo sino de las sensaciones que queremos conseguir. Con el minimalismo se busca la sensación de armonía, orden, serenidad y amplitud de espacio. Si todo el espacio está bien equilibrado se logran ambientes de gran amplitud y atractivos.

Aunque esta tendencia decorativa tiene muchos adeptos también tiene detractores, que afirman que las casas con este estilo, aunque tienen confort no brindan la sensación de calidez propia de un hogar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *