Con qué tipo de material podemos aislar un container

La arquitectura con contenedores ISO es una revolución constructiva que los arquitectos han estado utilizando y, por ende, poniendo de moda durante las últimas décadas.

Muchos son los arquitectos que escogen los contenedores dado que estos son compactos y muy resistentes a movimientos sísmicos, al fuego y a las inclemencias del tiempo.

Sumado a esto, los contenedores son como robustas cajas de transporte, es decir que los mismos tienen la característica de ser modulares y nos permiten apilarlos sin ofrecer resistencia alguna. También podemos decir que son espacialmente sugerentes y que tienen la capacidad de adecuarse a múltiples usos.

Para quienes están familiarizados con la ley de las tres erres, la siguiente introducción será algo redundante, pero recuerden que no muchos saben de qué se trata este concepto: la denominada “ley de las 3R” es una propuesta que popularizó la organización ecologista Greenpeace y que propugna la reducción, la reutilización y el reciclaje de los productos que consumimos.

En el caso de los containers, y basándonos en el concepto de diseño de las 3R (reutilizar, reciclar y reducir), podemos decir que los containers no necesitan de grandes excavaciones y su impacto sobre el lugar de emplazamiento es mínimo, haciendo a este sistema uno de los mas sustentables y ecológicos.

Estamos tratando entonces con un sistema de grandes ladrillos “Lego” que nos presentará en algún momento el problema de la aislación térmica.

Tendremos que buscar un material que nos provea de un altísimo coeficiente de aislamiento, que llene el 100% de los intersticios para así evitar el paso de corrientes de aire en su interior, que se pegue en la cara interior del paramento exterior y que impida, gracias a su conformación de celda cerrada, la aparición de condensación interna en épocas de alta humedad y/o baja temperatura exterior.

Todo esto nos será posible a través de la utilización de la aislación ecológica de celulosa proyectada, el producto óptimo para cubrir todas estas necesidades. La celulosa proyectada no solo cumplirá con nuestros requerimientos sino que también proporcionará homogeneidad, confort y seguridad a nuestro sistema, y esto no es ofrecido por ningún otro material.

Sumado a esto, podemos hablar de la capacidad de aislamiento acustico que nos provee la celulosa proyectada a través de la eliminación del sonido a hueco y/o anulación de la sensación de resonancia que habitualmente caracteriza a estos sistemas de containers. Gracias a este material podremos obtener la mejor terminación que una obra de estas características puede demandarnos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *